Qué incluir en una auditoría seo en 2021 (primera parte)

Para hacer una auditoría SEO de la web de un negocio hay que ser un profesional con experiencia en SEO.

Lejos de parecer una afirmación tan de Perogrullo que roza lo pretencioso, se hace necesario en muchas ocasiones dejarlo claro a clientes y no tan clientes, supuestos especialistas en posicionamiento que enarbolan la especialidad quedando luego en rotunda evidencia.

En SegundaPlanta hacemos habitualmente auditorías SEO, así como otros análisis previos sobre contenidos, social media o usabilidad, por ejemplo. Esto quiere decir que contamos en nuestra plantilla con expertos en posicionamiento web que investigan de forma continua, que están atentos a los últimos cambios, que estudian esas novedades y que hacen pruebas diarias

Además, establecen un feedback incesante de opiniones e intercambio de pareceres profesionales con el resto de compañeros, especialistas en otras materias, como redes sociales, pero que, inevitablemente, han de relacionar sus conocimientos para una mejora global de cada una de las competencias de la agencia o, en otras palabras, tener una visión global del conjunto de necesidades de nuestros clientes.

Para llegar a este punto, antes de empezar a realizar una auditoría SEO, hemos estudiado la teoría y la hemos aplicado en innumerables ocasiones. Por eso hoy os presentamos los puntos principales a través de los cuales desarrollamos este tipo de trabajos.

Cada uno de estos puntos requiere una fase de recopilación de datos, de investigación, de análisis de todo lo observado, como el análisis de la competencia y sus posteriores conclusiones. Esto nos sirve para saber en qué punto se encuentra el cliente y cuáles son las necesidades de la empresa o marca según nuestro juicio y en línea con los objetivos de la empresa de los que previamente nos habremos informado.

En definitiva, saber si los resultados que se están obteniendo gracias al posicionamiento son los deseados o no y por qué están ocurriendo.

Que debemos incorporar a una auditoría SEO de la web de un negocio.

Las 10 categorías de la auditoría SEO

A pesar de que cada cliente tiene sus necesidades, y muchas veces distan entre sí, hemos considerado estos puntos como esenciales a la hora de elaborar una auditoría SEO:

1.- Corrección de factores WPO para una auditoría SEO local

En este punto analizaremos varios factores de optimización que resultan claves para la mejora de la experiencia de usuario y al posicionamiento de nuestra página (seo on page). 

Toda estrategia SEO debe contemplar, antes de cualquier otro trabajo SEO, la optimización de estos factores, ya que van a influir directamente en un mayor rendimiento del resto de factores SEO a trabajar. 

Aunque ya lo hemos indicado en anteriores artículos, en este punto contemplamos factores como la compresión de la página, las reglas del caché de navegador, la optimización de imágenes para seo (desde el punto de vista de compresión y adecuación al marco donde son mostradas), el tiempo de respuesta del servidor, la velocidad de carga, detectar el contenido duplicado, e incluso aspectos como la geolocalización de la dirección IP o la caducidad del dominio de nuestra página web.

2.- Análisis de la estructura de URLs

Llegados a este punto, debemos realizar un análisis inicial de la estructura de urls amigables teniendo en cuenta la relevancia del contenido mostrado en la página, la correcta animación de las urls y los términos empleados. Aquí debemos considerar las particularidades del proyecto que vayamos a auditar, sobre todo, para poder proponer en una fase posterior de consultoría mejoras adaptadas a la idiosincrasia del mismo.

3.-Detección de páginas duplicadas

Este punto, que a veces nos resulta tan obvio, no se tiene en cuenta en muchos de los proyectos para los que trabajamos. Es importante realizar siempre un análisis del contenido duplicado, aunque, dependiendo de la cantidad y el tipo de contenido duplicado, no tendrá por qué ser motivo de penalización. Esto es otro indicador SEO sobre la calidad del trabajo que estamos realizando. 

Este problema se produce normalmente cuando un mismo contenido es mostrado en múltiples URLs. Normalmente, no se hace de forma intencionada, sino debido a un mal uso de la estructura de etiquetas y categorías de nuestras páginas web, así como a una mala comprensión del uso de las metaetiquetas, provocando una peor indexación de las páginas afectadas y una peor visibilidad de las mismas. Para ello, existen herramientas para detectar contenido duplicado.

4.- Revisión de ficheros. robots.txt y sitemap.xml

Este punto de la auditoria SEO que en ocasiones lo englobamos dentro de los factores de corrección WPO, al ser un apartado algo más técnico, consideramos que tiene la suficiente importancia como ser independiente.

Ambos son considerados las puertas de entrada a nuestra web, tanto para establecer las reglas de acceso a nuestra página de las distintas arañas existentes en la red, como para indicar claramente la estructura de nuestro árbol web, así como la jerarquía y nivel de importancia de cada una de nuestras páginas a cualquiera que lo requiera sin necesidad de realizar una navegación exhaustiva por el interior de la misma, analizando tanto el archivo robots.txt como sitemap.xml 

5.- Imágenes

Hoy en día, todo proyecto web utiliza una gran cantidad de material gráfico de calidad, cobrando cada vez más importancia en los motores de búsqueda. Pero por norma general, no aprovechamos este esfuerzo para indexar dichas imágenes de forma adecuada en los buscadores. 

Para ello, debemos tener en cuenta dentro de la auditoría SEO, y corregir en función a los recursos humanos de los que dispongamos, factores como el nombre de los ficheros subidos, la geolocalización de las imágenes (en función del tipo de negocio que desarrollemos), su comprensión y adaptación, así como todas las metaetiquetas relacionadas con la imagen (revisamos los títulos y descripciones de las mismas, para que no existan duplicidades y porque nos ayudarán a posicionar).

6.- Optimización de metaetiquetas para seo y análisis de la estructura de la información

No debemos olvidarnos nunca de realizar una buena estructura de la información, mediante encabezados adecuados a nuestro proyecto, sin olvidar una buena estructuración de los contenidos expuestos. Para ello, dentro de la auditoría SEO, haremos una revisión del correcto uso de las metaetiquetas. Títulos, etiqueta title, metadescripciones, meta tags,  etiquetas h1, h2 y h3, etc.

Procurando que todas ellas estén dispuestas de una forma lógica, evitando en todo momento tener más de una etiqueta h1 en cada una de las páginas de nuestra web, estando siempre relacionada con los términos que queramos posicionar. Aprovechando las etiquetas h2 y h3 siempre que sea posible para las divisiones entre los bloques temáticos, pensando siempre en el posicionamiento long tail.

Estas son las seis primeras categorías para hacer una buena auditoria SEO. En el siguiente post desarrollamos las siguientes. Mientras te recomendamos las siguientes lecturas relacionadas con la auditoría SEO de la web de un negocio:

Lecturas recomendadas en el Blog de Segunda Planta sobre auditoría SEO de la web de un negocio: 

Enlaces externos: 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *