Qué categorías de la auditoría SEO incluir parte 2

En esta segunda parte del artículo sobre Auditoría SEO, desarrollamos las siguientes categorías de la auditoría SEO, como continuación de la primera parte de este post.

categorias de la auditoria SEO

Categorias de la Auditoría SEO (continuación)

Densidad y calidad del contenido indexado

Llegados a este punto de la auditoría SEO, debemos estudiar el volumen de lenguaje natural que tiene cada una de nuestras páginas. 

De nada servirá una página web con gran infinidad de secciones si el ratio de texto/código HTML está por debajo de unos niveles recomendados, desencadenando que en la mayoría de las ocasiones, los robots de los buscadores rastreen en menor medida estas páginas, priorizando aquellas que consideren que tienen un contenido relevante para el usuario. Por lo que debemos, siempre que sea posible, y la naturalidad de los textos lo permita, aumentar el número de palabras por página.

Los contenidos cada vez cobran más importancia en el SEO. Por eso, una de las patas fundamentales de la auditoría es una revisión de su estrategia de contenidos y de cómo este está atrayendo al público objetivo. Esto implica tanto la propia estrategia que se está siguiendo, como un examen en profundidad de la redacción de textos y el formato de los contenidos publicados, y su posterior distribución a través de los canales sociales. 

Se evaluará si gracias al contenido se está atrayendo al público cualificado, si es interesante para los consumidores, si genera visitas y baja la tasa de rebote, si está posicionando a partir de palabras clave, incluso si está afianzando una imagen de marca afín a lo que la empresa vende.

 

Análisis del tráfico

Estudiando factores tales como el porcentaje de rebote, páginas vistas por sesión y tiempo medio de la visita, mediante el uso de herramientas de analítica web, podremos llegar a conclusiones en relación a la experiencia de usuario en nuestra web, siendo uno de los factores indirectos más importantes en el posicionamiento de nuestra página web. 

De nada nos servirá tener la página optimizada al máximo en cuanto al resto de factores SEO, si una vez que el usuario está dentro de la misma, no la considera relevante y vuelve a los buscadores. Esta respuesta del usuario puede lograr tanto que ganemos varios puestos en las SERP, como que lleguemos incluso a desaparecer de las mismas.

 

Link-building

El link-building o estrategia de enlaces tiene a día de hoy un gran peso dentro de toda estrategia de posicionamiento web, llegados a este punto diferenciaremos entre dos tipos de enlaces, los enlaces internos que podremos controlar y optimizar desde nuestra propia página, y los enlaces externos o backlinks, que dependerán en gran medida de la calidad de nuestro contenido, así como las relaciones que tengamos con la red.

Enlaces internos de la página

En este punto de la auditoría SEO, analizaremos la estructura y jerarquía de los enlaces internos, ya que a través de estos, podemos controlar la relevancia que queremos dar a determinadas páginas y keywords relacionadas, también pudiendo hacer una investigación de palabras clave,  facilitando que los buscadores las indexen mejor, ayudando a su mejor posicionamiento en las SERP.

También detectaremos mediante herramientas profesionales todos los enlaces rotos para su corrección, algo que resulta fundamental para la experiencia de usuario.

Backlinks

En este punto no todo vale, dentro de la auditoría SEO debemos analizar la cantidad y calidad de enlaces que apuntan hacia nuestra página web, procurando siempre enlaces de sitios con autoridad y lo más relacionados con nuestra área de actividad. Siendo siempre una prioridad detectar los enlaces perjudiciales para nuestro sitio, pudiendo posteriormente revocarse mediante las herramientas para webmasters de Google.

 

Posicionamiento actual de palabras clave

Realizaremos una fotografía del estado actual de posicionamiento de la página web, mediante un estudio de las palabras clave que actualmente indexan este proyecto. 

No tiene por qué coincidir con la intención inicial del cliente, para lo cual, en una fase posterior de consultoría, deberíamos estudiar qué términos quieren posicionar y por qué motivos, así como realizar un estudio de mercado para saber cuáles de esos términos tienen un número de búsquedas suficientes y conocer también su competencia.  

El estudio nos dirá además si dentro del sector de la empresa existen otros términos más adecuados con los objetivos.

 

Herramientas para hacer una auditoría SEO

Estas son las principales herramientas que vamos a utilizar en la auditoría SEO para nuestros clientes. Los factores y las circunstancias de cada cliente y de cada necesidad nos determinarán si usamos unas u otras, pero las cinco herramientas seo que mencionamos a continuación nos van a resultar muy útiles para distintas funciones.

  1. SemRush: será la herramienta principal para el análisis de palabras clave, visión general del dominio, backlinks o investigación orgánica. Nos ayudará dentro de la auditoría SEO también a encontrar qué errores detectamos en nuestra página.
  2. AHRefs: fundamental para toda auditoría SEO, para examinar backlinks de forma más profunda y precisa.
  3. PageSpeeds: nos identifica errores que Google considera importantes para el posicionamiento en su buscador. Los factores de la auditoría SEO que analiza se relacionan directamente con el WPO.
  4. Google Search Console: identificamos palabras clave, encontramos errores de rastreo y de los datos estructurados de la página, así como en el html.
  5. Google Analytics: se puede hacer un examen más minucioso del tráfico y rebote de la página si tuviéramos los permisos previamente para realizar la auditoría. 
  6. Screaming frog: es una pequeña aplicación de escritorio que puede instalarse localmente en su PC, Mac o máquina Linux. Rastrea los enlaces, imágenes, CSS, etc. de un sitio web desde una perspectiva de SEO. Básicamente le dice lo que vería una araña de búsqueda cuando rastrea un sitio web

Por supuesto y como decíamos al inicio, lo ideal es contar con profesionales del SEO para hacer una auditoría con todas las garantías, como bien hacemos en Segunda Planta. Si necesitas realizar una auditoría SEO de tu página web, no dudes en escribirnos a info@segundaplanta.com o a través de nuestra sección de contactos.

Lecturas recomendadas en el Blog de Segunda Planta sobre SEO:

Lecturas recomendadas a otros Blogs sobre contenido similar:

Qué incluir en una auditoría seo en 2021 (primera parte)

Para hacer una auditoría SEO de la web de un negocio hay que ser un profesional con experiencia en SEO.

Lejos de parecer una afirmación tan de Perogrullo que roza lo pretencioso, se hace necesario en muchas ocasiones dejarlo claro a clientes y no tan clientes, supuestos especialistas en posicionamiento que enarbolan la especialidad quedando luego en rotunda evidencia.

En SegundaPlanta hacemos habitualmente auditorías SEO, así como otros análisis previos sobre contenidos, social media o usabilidad, por ejemplo. Esto quiere decir que contamos en nuestra plantilla con expertos en posicionamiento web que investigan de forma continua, que están atentos a los últimos cambios, que estudian esas novedades y que hacen pruebas diarias

Además, establecen un feedback incesante de opiniones e intercambio de pareceres profesionales con el resto de compañeros, especialistas en otras materias, como redes sociales, pero que, inevitablemente, han de relacionar sus conocimientos para una mejora global de cada una de las competencias de la agencia o, en otras palabras, tener una visión global del conjunto de necesidades de nuestros clientes.

Para llegar a este punto, antes de empezar a realizar una auditoría SEO, hemos estudiado la teoría y la hemos aplicado en innumerables ocasiones. Por eso hoy os presentamos los puntos principales a través de los cuales desarrollamos este tipo de trabajos.

Cada uno de estos puntos requiere una fase de recopilación de datos, de investigación, de análisis de todo lo observado, como el análisis de la competencia y sus posteriores conclusiones. Esto nos sirve para saber en qué punto se encuentra el cliente y cuáles son las necesidades de la empresa o marca según nuestro juicio y en línea con los objetivos de la empresa de los que previamente nos habremos informado.

En definitiva, saber si los resultados que se están obteniendo gracias al posicionamiento son los deseados o no y por qué están ocurriendo.

Que debemos incorporar a una auditoría SEO de la web de un negocio.

Las 10 categorías de la auditoría SEO

A pesar de que cada cliente tiene sus necesidades, y muchas veces distan entre sí, hemos considerado estos puntos como esenciales a la hora de elaborar una auditoría SEO:

1.- Corrección de factores WPO para una auditoría SEO local

En este punto analizaremos varios factores de optimización que resultan claves para la mejora de la experiencia de usuario y al posicionamiento de nuestra página (seo on page). 

Toda estrategia SEO debe contemplar, antes de cualquier otro trabajo SEO, la optimización de estos factores, ya que van a influir directamente en un mayor rendimiento del resto de factores SEO a trabajar. 

Aunque ya lo hemos indicado en anteriores artículos, en este punto contemplamos factores como la compresión de la página, las reglas del caché de navegador, la optimización de imágenes para seo (desde el punto de vista de compresión y adecuación al marco donde son mostradas), el tiempo de respuesta del servidor, la velocidad de carga, detectar el contenido duplicado, e incluso aspectos como la geolocalización de la dirección IP o la caducidad del dominio de nuestra página web.

2.- Análisis de la estructura de URLs

Llegados a este punto, debemos realizar un análisis inicial de la estructura de urls amigables teniendo en cuenta la relevancia del contenido mostrado en la página, la correcta animación de las urls y los términos empleados. Aquí debemos considerar las particularidades del proyecto que vayamos a auditar, sobre todo, para poder proponer en una fase posterior de consultoría mejoras adaptadas a la idiosincrasia del mismo.

3.-Detección de páginas duplicadas

Este punto, que a veces nos resulta tan obvio, no se tiene en cuenta en muchos de los proyectos para los que trabajamos. Es importante realizar siempre un análisis del contenido duplicado, aunque, dependiendo de la cantidad y el tipo de contenido duplicado, no tendrá por qué ser motivo de penalización. Esto es otro indicador SEO sobre la calidad del trabajo que estamos realizando. 

Este problema se produce normalmente cuando un mismo contenido es mostrado en múltiples URLs. Normalmente, no se hace de forma intencionada, sino debido a un mal uso de la estructura de etiquetas y categorías de nuestras páginas web, así como a una mala comprensión del uso de las metaetiquetas, provocando una peor indexación de las páginas afectadas y una peor visibilidad de las mismas. Para ello, existen herramientas para detectar contenido duplicado.

4.- Revisión de ficheros. robots.txt y sitemap.xml

Este punto de la auditoria SEO que en ocasiones lo englobamos dentro de los factores de corrección WPO, al ser un apartado algo más técnico, consideramos que tiene la suficiente importancia como ser independiente.

Ambos son considerados las puertas de entrada a nuestra web, tanto para establecer las reglas de acceso a nuestra página de las distintas arañas existentes en la red, como para indicar claramente la estructura de nuestro árbol web, así como la jerarquía y nivel de importancia de cada una de nuestras páginas a cualquiera que lo requiera sin necesidad de realizar una navegación exhaustiva por el interior de la misma, analizando tanto el archivo robots.txt como sitemap.xml 

5.- Imágenes

Hoy en día, todo proyecto web utiliza una gran cantidad de material gráfico de calidad, cobrando cada vez más importancia en los motores de búsqueda. Pero por norma general, no aprovechamos este esfuerzo para indexar dichas imágenes de forma adecuada en los buscadores. 

Para ello, debemos tener en cuenta dentro de la auditoría SEO, y corregir en función a los recursos humanos de los que dispongamos, factores como el nombre de los ficheros subidos, la geolocalización de las imágenes (en función del tipo de negocio que desarrollemos), su comprensión y adaptación, así como todas las metaetiquetas relacionadas con la imagen (revisamos los títulos y descripciones de las mismas, para que no existan duplicidades y porque nos ayudarán a posicionar).

6.- Optimización de metaetiquetas para seo y análisis de la estructura de la información

No debemos olvidarnos nunca de realizar una buena estructura de la información, mediante encabezados adecuados a nuestro proyecto, sin olvidar una buena estructuración de los contenidos expuestos. Para ello, dentro de la auditoría SEO, haremos una revisión del correcto uso de las metaetiquetas. Títulos, etiqueta title, metadescripciones, meta tags,  etiquetas h1, h2 y h3, etc.

Procurando que todas ellas estén dispuestas de una forma lógica, evitando en todo momento tener más de una etiqueta h1 en cada una de las páginas de nuestra web, estando siempre relacionada con los términos que queramos posicionar. Aprovechando las etiquetas h2 y h3 siempre que sea posible para las divisiones entre los bloques temáticos, pensando siempre en el posicionamiento long tail.

Estas son las seis primeras categorías para hacer una buena auditoria SEO. En el siguiente post desarrollamos las siguientes. Mientras te recomendamos las siguientes lecturas relacionadas con la auditoría SEO de la web de un negocio:

Lecturas recomendadas en el Blog de Segunda Planta sobre auditoría SEO de la web de un negocio: 

Enlaces externos: 

La importancia del diseño web para los negocios

Hoy en día muchísimas empresas han aumentado sus beneficios desde la aparición de internet enfocándose en la importancia del diseño web para los negocios.

Si una marca o empresa no tiene una web corporativa las posibilidades de que triunfe son muchísimo más limitadas. Como consecuencia, los diseñadores web han cobrado una gran importancia y cualquier empresa que le interese ser competitiva deberá tener al menos uno en su plantilla.

Como decimos, toda empresa tiene su página web corporativa, pero no siempre tiene un buen diseño gráfico. Debido a que la identidad corporativa y la imagen de la empresa es en lo primero que se fijan los posibles clientes para obtener una opinión de la misma, podemos afirmar la importancia de tu web de empresa para que esta tenga éxito. Además de que, al fundar la imagen de marca en ella, es un elemento clave para la reputación de nuestra organización.

En un post anterior hacíamos hincapié en la importancia de una buena imagen de marca para una empresa. Esto define el éxito o el fracaso. Incluso si desarrollamos un gran producto o servicio pero su web o tienda virtual no nos acompaña, la oportunidad de triunfar será muy limitada.

la importancia del diseño web para los negocios

¿Qué implica tener una buena web corporativa?

Una empresa puede tener una web o tienda online atrayente y aún así, no tener éxito, lo que indica que no es tarea fácil. Una buena comunicación entre el CEO y el diseñador es fundamental. Debe representar la imagen, los valores, y ofrecer confianza. Cuando la comunicación no es fluída, estos aspectos pueden ser malinterpretados, haciendo que no se alcancen los objetivos marcados, convirtiendo una posible ventaja en una desventaja.

De hecho, cuando estos aspectos se desarrollan correctamente en la web corporativa o tienda online de la empresa, tampoco es suficiente por sí mismo. Son necesarias otras características como una navegación sencilla, que sea usable, y otros aspectos del marketing online como que esté correctamente optimizada para el posicionamiento en buscadores como Google y que ofrezca servicios de calidad para el cliente.

La presencia en internet y en redes sociales es primordial para una buena ventaja competitiva en cuanto al marketing digital y a la captación de leads. Esto se debe a que es una de las maneras más fáciles y efectivas de llegar a potenciales clientes.

Además, para transmitir al usuario una sensación de comodidad y preocupación por el mismo, es necesario cuidar:

  • La página de inicio
  • La página de contacto
  • El formulario de contacto
  • La atención al usuario

Todo ello es de vital importancia, por lo que necesitamos prestarle toda nuestra atención. Nosotros, en Segunda Planta, nos preocupamos por el diseño web de las empresas de clientes. Lo hacemos integrado todos los elementos de diseño, de usabilidad y accesibilidad actuales con todo tipo de herramientas especializadas en el marketing digital, posicionamiento SEO y diseño gráfico para favorecer la comodidad y la experiencia del usuario.

Nosotros te ofrecemos nuestros servicios para llevar a cabo estas funciones de la manera más eficaz y cómoda posible. De esta manera, aseguramos una mejora en tu web corporativa o tienda online que se verá positivamente reflejada en el tráfico de visitas de la página y en los resultados web.

¿Qué piensas, puede una web definir el éxito o el fracaso de una empresa?

The importance of web design for business

“Traducido Por Inma Jiménez”

“There are masses of online businesses nowadays since the use of internet increased loads.
If a company doesn’t have a website, chances of success are much less or not even any.
As a result, web designers became of main importance and currently almost every company hires a web designer or even take on one as fulltime employee in order to update and maintain the website.

As said before, every company has a website nowadays. Consequently, a business’ website has become the company’s identity. Since the identity and image of a company is the first aspect clients notice and form their opinion about the company, proves again how important a well designed webpage is for success. Another consequent is, since the identity of the company is formed nowadays more than ever by the webpage, the reputation of a business is also linked to the web design. In the blog before ‘Online activities, a benefit for business or enemy?’ was emphasized how important a positive reputation is for a company. Namely, this can build or break the business, thus success or a failure of the business. Even if a company has a great developed and unique product and the web design is not attractive or well thought, the chance of success will be limited.

Then there is the matter, what includes well created web design? A company’s website can look very appealing but still not be successful. This indicates that web design is not a piece of cake. Good communication between the CEO and the web designer is essential. The web page has to represent the image, competence and reliability of the company. When the communication is not flowing smoothly, those aspects can be misinterpreted and the web page does not represent what it was intended to which is a huge disadvantage for the business. Furthermore, when the those aspects are well developed at a web page, this is also not directly enough for success. Other advantages are that the page is easy to navigate, online support and services and contain valuable information and content. Clearly, effective web design is of main importance for the success of a business where a lot of aspects have to be considered accurately.

What do you think? Does a web page make or breaks a company? “

Más sobre la importancia del diseño web para los negocios

Si te ha interesado este post y quieres saber más sobre páginas web y comercio electrónico, también te pueden interesar las siguientes publicaciones de nuestro blog:

Si quieres saber cómo mejorar la página web de tu empresa y su estrategia de contenidos, te recomendamos el siguiente artículo:

Cómo elaborar un presupuesto de Diseño Web


Uno de los servicios de marketing online más demandados actualmente
, junto al posicionamiento web, la creación o rediseño de logotipos y la gestión de las redes sociales, es la elaboración de páginas web: tanto diseño web como programación.

En Segunda Planta nos guiamos por la siguiente metodología para este cometido.

Lo primero es extraer y recopilar la información clave para poder conocer el alcance del proyecto. Para ello nos reunimos con el cliente en persona o mediante algún canal de comunicación (Hangouts, Skype, teléfono, e-mail, etc) y realizamos un briefing, es decir, un documento estratégico que recoja los datos más relevantes y el alcance del proyecto de diseño web y condicionante de programación. Sus conclusiones más importantes deben responder:

  • Objetivo del proyecto
  • Antecedentes o histórico del mismo
  • Target o público objetivo
  • Mercado en los que opera
  • Idiomas contemplados en el proyecto
  • Mandatories o requisitos de debe cumplir este. Aquí debemos incluir tanto las limitaciones derivadas del manual de identidad corporativa (uso de dicha identidad, logos, tipografías primarias y secundarias, tratamiento de imágenes…) como cualquier otra decisión impuesta por el cliente.
  • Mapa web o secciones. Tenemos que descubrir cuál va a ser la extensión del proyecto y qué esfuerzo conllevará para nosotros la realización del diseño del mismo. No es igual la elaboración del layout de la home y un par de niveles más para interiores que la ejecución de un diseño para cada una de las secciones. Siempre es recomendable, en este sentido, proponer al cliente la creación de un mapa web y limitar o determinar el alcance del proyecto.

 Una vez elaborado el briefing, se le entrega al cliente para conocer si está de acuerdo con los datos recogidos o si necesita hacer un contrabriefing modificando parte de la información.

Entre los factores que influyen en el presupuesto está el grado de estandarización o personalización de diseño y maquetación web requeridos y el importe que esté dispuesto a pagar el cliente, lo que implica crear algo desde cero y con elementos hechos a medida o modificar formatos estándar (por ejemplo, adaptación de plantillas de WordPress, Prestashop o Magento).

Siempre es recomendable, en este sentido, preguntar al cliente por otros proyectos de diseño web de referencia (incluidos los de la competencia y de otros sectores  ajenos al propio) y por qué son catalogados así.

Con todos estos datos ya tendremos información suficiente para realizar el presupuesto. Aunque también es conveniente concretar y, si es posible, formalizar las fórmulas de pago. Así, resulta recomendable requerir un pago anticipado de entre un 30 y un 50 por ciento  con el que asegurar el esfuerzo inicial realizado y minimizar el riesgo de posibles impagos. La cantidad restante, normalmente es abonada una vez finalizado el proyecto y antes de alojarlo en el servidor definitivo.

Una circunstancia primordial es la delimitación del número de cambios y el acuerdo con el cliente del cronograma de trabajo, el cual establecerá los períodos en los que el este podrá proponer posibles modificaciones, así como las etapas para la realización por parte del equipo de diseño de tales propuestas.

Es importante igualmente señalar desde el primer momento el precio que cobraremos por las modificaciones futuras. O al menos dejar claro que los nuevos cambios serán presupuestados a parte. Nosotros en Segunda Planta tarificamos las horas extras que nos van a suponer el nuevo desarrollo a unos precios entre 30/50 € por hora en función del número de adicional de horas que va a requerir el proyecto.

Además, debe quedar cerrado quién correrá con los gastos de la posible adquisición de imágenes y fotografías. Lo ideal para un proyecto de diseño web es contar con imágenes propias realizadas por profesionales. Pero cuando esto no es posible debemos indicar al cliente como las necesitamos y algunas apreciaciones sobre la orientación artística y funcional para que o bien las contrate por su cuenta o bien las aporte la empresa. Por último, siempre queda la opción de comprar las mismas en bancos de imágenes o utilizar imágenes con Creative Commons.

El presupuesto también puede verse afectado por los plazos de entrega. Cuando el cliente te exige por contrato una realización excesivamente rápida (lo normal de un proyecto puede oscilar entre dos y cuatro semanas), poner un equipo a trabajar con urgencia debe suponer un incremento de entre el 30 y el 70 por ciento del precio normal. Y todo porque tenemos que valorar la paralización de otros proyectos y las horas extra que debemos cumplimentar durante estos días.

Por último, otra circunstancia a tener muy en cuenta es el tamaño de la empresa y el impacto que va a tener en el mercado. Y es que, seamos realistas, no implica el mismo nivel de exigencia realizar un diseño web para una multinacional como Coca-Cola o Apple que hacer otro para una tienda de barrio aun siendo ambos proyectos igual de importantes y atractivos desde el punto de vista empresarial propio.

De manera estandarizada, podemos concluir que un proyecto de diseño web básico para una pyme parte de los 950 euros, pudiendo alcanzar cifras superiores a los 3000, según la complejidad y fondo del mismo.

Esperamos que el post haya servido para ofrecerte algunas pistas sobre cómo elaborar un presupuesto de diseño web.  Si es así te agradeceríamos que lo compartas en redes sociales. Igualmente estaríamos encantados de conocer tu opinión y que nos digas cuáles son tus experiencias y tarifas en diseño web.

¿Necesitas un presupuesto de diseño web? Ponte en contacto con nosotros en info@segundaplanta.com o en el teléfono 610706009 y estaremos encantados de proporcionártelo.

Diez puntos a tener en cuenta en la optimización web

A estas alturas, nadie duda de la importancia que tienen las páginas web para las empresas. Si tenemos en cuenta que una página web es la puerta de entrada, la carta de presentación de las marcas respecto a la comunidad, concluimos que es fundamental ofrecer nuestra mejor cara, tanto en diseño, mostrando una web atractiva y moderna, como en usabilidad, siendo este aspecto algo imprescindible.

Así, os dejamos unos puntos a tener en cuenta a la hora de hacer una buena optimización web nuestra web:

  •  Transmite la imagen de tu empresa: nuestra página web debe permitir que el usuario sepa quiénes somos, qué hacemos y dónde estamos, y, por supuesto, cómo lo hacemos. La claridad en este mensaje es fundamental para crear en el usuario una sensación de cercanía y confianza.
  • Haz un buen trabajo de SEO: no importa lo buena y lo bonita que sea nuestra web si no es fácilmente indexable por los motores de búsqueda, y, por tanto, no vamos a poder posicionarla en los primeros puestos de los buscadores. Si no apareces en la primera página de Google, no existes.
  • Cuidado con la ortografía y la expresión: nuestra web debe transmitir una imagen y un mensaje de profesionalidad, lo que queda totalmente empañado si usamos una mala expresión y permitimos las faltas de ortografía. Por lo tanto, pon especial cuidado en los textos que publicas en ella.
  • Proporciona una gran experiencia de usuario: aquí entran en juego el diseño y la usabilidad de nuestra web. Al usuario no le gustan los sitios complejos en los que no es capaz de “intuir” dónde tiene que pinchar para ir de una sección a otra, por lo que es imprescindible que la estructura de nuestra web sencilla y la haga fácil de usar. En ningún momento debemos priorizar el diseño sobre la funcionalidad y la usabilidad, ya que si creamos una web de difícil navegación, los usuarios la abandonarán rápidamente.
  • Haz que tu web sea atractiva: la clave de todo es atraer la atención del internauta, por ello, el diseño es importante. Crea una web moderna y atractiva, con un correcto uso de los colores, tipografía e imágenes.
  • La claridad es imprescindible: no distraigas a tus usuarios de lo importante, de la esencia de tu web. Hay muchas webs que se centran en lo puramente estético aplicando elementos que, en principio, quedan bien, pero que lo que hacen es enterrar ese contenido. No conviertas tu web en una expedición arqueológica.
  • Usa los links adecuadamente: los enlaces son una forma de enriquecer el contenido. No abuses de su uso y úsalos para unificar tu contenido y darle nueva vigencia.
  • Lo más importante, arriba: Generalmente, siempre tenemos información más relevante que otra, y esa es la que los usuarios deben ver primero. Por ello, colócala en la parte superior, para que sea bien visible.
  • Usa las llamadas a la acción: es lo que motiva al usuario para terminar el proceso y realizar la acción que buscamos que complete. Usa CTAs que sean atractivas, pero no abuses de ellas.
  • Genera confianza: el usuario quiere sentir que puede confiar en la marca y que ha habido otros que han tenido experiencias positivas con ella, por ese motivo, intenta incluir en tu web ciertas garantías, como la devolución de un producto gratuita o los testimonios de otros usuarios.

¿Y a ti, qué más se te ocurre?

La proporción áurea en el diseño

En el ser humano es inherente e intrínseco el deseo por buscar la belleza en todas sus formas, motivo por el que los diseños son cuidados. Es por ello que desde siempre, se han desarrollado teorías que expliquen y permitan realizar diseños más hermosos, y una de esas teorías es la Proporción Áurea, también llamada la razón divina.

Esta teoría propugna que la proporción es la forma más perfecta de belleza, es la proporción entre las formas y elementos de una composición elevada al máximo nivel.  El axioma principal de esta teoría es que al dividir un segmento en dos partes, la proporción entre la parte mayor y la menor debe ser igual que la que existe entre el segmento total y la parte menor, lo que genera diseños web asimétricos pero bien proporcionados que le dan esa armonía de la que antes hablábamos, así como podemos crear un punto focal concreto, convirtiéndolo en el punto principal de nuestra composición.

Su cálculo se realiza de la siguiente manera:

El número obtenido tiene que ver con la proporcionalidad entre los distintos elementos. Esta armonía existe también en elementos de la naturaleza, como pueden ser la perfecta espiral de un caracol,  el pentagrama perfecto que forma una estrella de mar o la disposición de los pétalos de una flor. Esta proporcionalidad curiosamente relaciona la cantidad de abejas macho y abejas hembras que hay en una colmena.

También, por otro lado, en la búsqueda de esa perfección armónica, han sido muchos artistas a lo largo de la Historia los que han usado este número para realizar sus obras, siendo el primero de ellos el griego Fidias, en honor al cual fue llamado este número, Fi, a la hora de crear su obra más universal, el Partenón. También han utilizado este recurso artistas como Leonardo Da Vinci, que, en su Canon intentaba demostrar que el cuerpo humano cumple esta Razón Dorada.

Pero los tiempos han cambiado, y el diseño también. Ahora podemos realizar diseño gráfico y de webs, las cuales cumplen con una función clara, siempre dependiendo de sus objetivos, claro está, entre las cuales se encuentran atraer a clientes y conseguir conversiones.

Para ello, nuestra web debe estar bien construida, planeada y, por supuesto, planeada, lo que implica que en ella los elementos deben estar en perfecta armonía y proporción para lograr la perfecta proporción entre todos ellos, proporcionando a los internautas una perfecta experiencia visual de marca, cliente y usuario, haciéndola más atractiva y clara.

La proporción áurea busca crear un lenguaje natural  claro que pueda comprender nuestro cerebro, así como aprovechar la forma natural de leer una web, que generalmente va de arriba a la izquierda abajo a la derecha, por lo que usando la razón divina, los elementos deberían ir colocados en ella según su importancia siguiendo este patrón de comportamiento.

¿Y tú, qué sabes de la proporción áurea?

Flat Design, una nueva tendencia en diseño

No cabe duda de que el diseño web es una herramienta más que tienen las marcas a la hora de, no sólo crear su imagen de marca, valga la redundancia, sino, de conseguir que los internautas que lleguen hasta su sitio tengan una gran experiencia de usuario con una página atractiva, fácil de usar y por la que navegar de una forma sencilla, con una estructura adecuada y, sobre todo, que no distraiga al usuario de los elementos que realmente importan, como el contenido de la misma, con otros que resulten superfluos y que hagan que la web tarde más de la cuenta en cargar, porque, como ya sabemos, los internautas son muy proclives a abandonar una web si esta tiene un tiempo de carga elevado.

No obstante, el diseño web no está exento de las modas. Las tendencias se han ido sucediendo a lo largo del tiempo según los gustos de cada quién.

Hace relativamente poco, asistimos a un momento en el que las páginas web tenían diseños complicados, con elementos móviles y efectos que buscaban sorprender al espectador, colores llamativos, páginas que saltaban de la pantalla del ordenador. Una eclosión de colores brillantes y web más que llamativas.

Pero, como todo, en el diseño web también asistimos a una vuelta a lo simple, a lo más esencial, tal vez, como resultado de la tendencia de las marcas a resaltar el contenido de sus páginas web.

Y es en este escenario en el que aparece el llamado Flat Design.

El Flat Design implica un diseño minimalista, sin degradados, sin elementos que no sean esenciales y que se opone frontalmente al esqueumorfismo, es decir, al diseño que imitaba a la realidad, imperante en los últimos tiempos, como es el caso de algunas aplicaciones.

 

Esta tendencia plantea a sus detractores la cuestión de la estética: un diseño minimalista y plano va en contra de todo lo estético, a pesar de que el Flat Design propugna la máxima “menos es más”, siempre y cuando se trate de un buen diseño, que cumpla los objetivos perseguidos.

flat desigh

Ejemplo de Flat Design, diseño simple y minimalista

Algo que los defensores del Flat Design afirman es que el esqueumorfismo atenta contra la utilidad y la usabilidad de una web, puesto que en sus diseños prima lo estético frente a los valores previamente mencionados.

La discusión está servida, ¿flat design o esqueumorfismo?

Diseño web: la velocidad de carga, factor diferencial

Como todos sabemos, la página web es la puerta de entrada a nuestra marca, el mejor modo de presentarnos ante la comunidad. Es el espacio en el que nos presentamos a los usuarios- clientes, donde compartimos todas las noticias e información de interés para ellos.

Por ese motivo debemos mimar y extremar la optimización y el diseño de la web, para que hasta el último detalle de la misma sea lo más perfecto posible, para que nos ayude no sólo a conseguir más visitas, sino a lograr que esos visitantes se conviertan en leads.

Así pues, nuestra web es nuestro castillo, y debemos cuidar todos los aspectos y detalles relacionados con ella, puesto que una web que no funcione correctamente hará que no tengamos una presencia fuerte, y que lejos de que los clientes vengan a nosotros, hagan lo contrario, que nos abandonen.

Un factor diferencial a la hora de obtener visitas en nuestra web, y con esto tiene mucho que ver el diseño, es la velocidad de carga de la página, sobre todo, teniendo en cuenta que cada segundo de más que la web tarde en cargar supone una pérdida del 7% en conversiones. Así, si nuestra web tarda más de 4 segundos en cargarse 1 de cada cuatro usuarios la abandonará, según datos proporcionados por Robotforce.com.

De igual forma es importante también considerar que nuestra web debe ser lo suficientemente rápida como para que cargue también en los dispositivos móviles, para lo cual lo ideal es tener una responsive web, puesto que estos usuarios esperan que la web se visualice en ellos de la misma forma a como se carga en el ordenador.

Otro aspecto a tener en cuenta es que son muchísimos usuarios, casi el 50% según Robotforce.com, los que no vuelven a visitar una web si cuando la han visitado por primera vez da algún tipo de error a la hora de visualizarla o si tarda demasiado, lo que señala una vez más la importancia de la carga rápida de la web.

Ahora pensemos que a la web que intentamos acceder es una tienda online. Partiendo de la base de que al cliente no le gusta tener que esperar, cuando quiere realizar sus compras en internet, tampoco. El cliente necesita acceder a la tienda para adquirir sus productos rápidamente, sin ningún tipo de problemas, y está claro que cuando un cliente tiene una mala experiencia de compra en una web la comparte con otros usuarios, que, a su vez, la compartirán con otros usuarios, lo que supondrá un inconveniente para esa marca.

Por todo ello, queda más que claro que a la hora de diseñar una web, debemos hacerlo de manera que no sea muy pesada, que los elementos que la componen estén perfectamente planeados, diseñados y estructurados, permitiendo acceder al sitio de forma rápida.

El tiempo de carga de una web es imprescindible para que tenga éxito, y en eso tiene mucho que decir la forma en la que está diseñada.

Diseño web: elaboración de presupuestos

Es un imperativo fundamental para las empresas, como ya sabemos, crear una presencia fuerte en internet, y para ello, contar con una página web con un diseño atractivo, moderno, atrayente y adecuado a nuestra empresa es imprescindible.

Hay una gran cantidad de opciones en el mercado a la hora de diseñar nuestra web, dependiendo del presupuesto que tengamos para ello, pero, como en todo, hay que tener en cuenta que no siempre elegimos la mejor opción, ya que existe mucho desconocimiento acerca de cómo el diseño web puede beneficiar a nuestra marca, a nuestro branding, y hay casos en los que una mala decisión nos puede llevar a perjudicarnos. Por ello, lo mejor, es consultar con buenos profesionales.

A la hora de contactar con quien nos ofrece diseñar nuestra web debemos poner especial cuidado, ya que es la imagen de nuestra marca, la imagen de nuestra empresa.

Así,  cuando pedimos un presupuesto de un diseño web, debemos asegurarnos de que a quien consultamos entiende bien cuál es nuestra necesidad, por lo que es esa persona quien debe hacernos las preguntas pertinentes, para que todo quede claro, tanto en la mente del cliente como en la del profesional, que, en base a la necesidad del cliente ofrecerá las distintas posibilidades.

Es fundamental que el webmaster haya comprendido bien la idea, la necesidad, y que sea capaz de resumirla en pocas palabras, ya que de otra manera, el diseño web no se adecuará a la necesidad del cliente. El resumen del proyecto por parte del experto permitirá al cliente aclarar cualquier duda que le haya podido surgir o no quedar resuelta.

Una buena práctica por parte del especialista sería detallar, para una mayor clarificación para las partes, una relación de cosas que hacer antes de realizar el diseño, como por ejemplo, realización de boceto o aproximación gráfica a la interfaz, cómo vamos a desarrollar la web, y todo aquello que sea interesante e importante para el cliente.

Para nosotros, como clientes, es importante saber cómo va a ser el desarrollo de la web, así, deberemos pedir que el profesional cree para nosotros, digamos, un esquema o documento en el que podamos ver las fases en las que nuestra web irá tomando forma, así como los plazos aproximados en los que esas fases se van a completar.

Un aspecto fundamental para los clientes es saber el precio estimativo, por lo que el profesional deberá proporcionar una propuesta económica motivada y justificada al detalle, clara y honesta, además de ofrecernos una garantía de satisfacción.

Algo a considerar es que, aunque existen muchas opciones en las que encontramos ofertas gratuitas, casi siempre resultan insuficientes e inútiles, ya que no cumplen con los estándares de calidad, con lo que, a pesar de que nos proporcionan una web, no consigue los objetivos que nos hemos marcado como la atracción de los clientes, y, por otro lado, en el aspecto económico, una mala web va a provocar que necesitemos una inversión mayor de la prevista, puesto que al no ser expertos, casi con toda seguridad, la web no va a funcionar de forma adecuada y, finalmente, tendremos que acudir a profesionales.

También necesitamos saber cuáles son los requerimientos del profesional previos a comenzar a trabajar, como son pagos anticipados, cuántos bocetos nos proporcionará el profesional para que elijamos, tarificación de las modificaciones de la web y todo aquello que nosotros necesitemos conocer.

Como profesionales, ofrecer un buen presupuesto es fundamental, y como clientes, que nos lo proporcionen es imprescindible.

Si necesitáis un diseño web de calidad, no dudéis en pedirnos presupuesto.

Diseño web: desmontando falsas creencias

En los últimos tiempos todo lo referente a internet ha tenido una gran aceptación por parte de los usuarios y empresas, que han visto en este sector un aliado muy potente para conseguir sus objetivos, en lo que a lo económico  se refiere y en otros aspectos tales como la imagen de marca.

Así pues, uno de los principales elementos en los que se apoyan las marcas para construir, no sólo su imagen, sino su identidad, es en el diseño, tanto gráfico como web. Si bien es muy fácil ver una imagen o una web, no siempre es lo que parece, puesto que la opinión y la visión que tiene la gran parte de usuarios no es la más cierta.

De este modo, existen falsas creencias acerca del diseño, datos que están muy lejos de ser ciertos, entre los que encontramos los siguientes:

El diseño web es fácil y rápido

Nada más lejos de la realidad. El diseño web requiere conocimientos de programación, diseño, usabilidad, posicionamiento web, estructuración de contenidos y saber crearlos correctamente, además de precisar total atención a lo que tenemos entre manos. Se requiere habilidad y preparación, además de saber trabajar en equipo, puesto que es una labor totalmente multidisciplinar.

Si sabes de diseño web, lo sabes todo acerca de informática, redes sociales y todo lo referente a este sector

En el mundo de internet y la informática existen muchísimos profesionales que conocen su sector. No es lo mismo un diseñador web que un diseñador gráfico, igual que no es lo mismo un albañil que un pintor, aunque los dos se dediquen a la construcción. Un diseñador gráfico puede no saber de programación, y un programador puede no saber de diseño gráfico.

El diseñador es el que decide todo los aspectos de su trabajo

Aunque es cierto que al profesional se le debe dejar trabajar lo más libremente posible y aplicar sus conocimientos, el diseño web debe ser una colaboración entre cliente y profesional, de modo que el profesional sea capaz de plasmar en la web las necesidades del cliente.

Podemos cambiar cualquier cosa en la web “en un momentito”

Este es uno de las creencias más molestas con las que los profesionales deben lidiar en su día a día. Los clientes no son conscientes de que cualquier cambio que queramos realizar en una web no es cosa de minutos, sino de mucho tiempo de trabajo. Los clientes piensan que cambiar un cuadro de lugar o cambiar el fondo de la web, o incluso, añadirle un texto es tan fácil como decir “amén”. Hace falta tiempo y trabajo para ello.

Los clientes mandan

Sí pero no. Como hemos dicho antes, la creación y diseño web es la unión entre las necesidades del cliente y el buen hacer del profesional. El cliente debe decir lo que quiere, por supuesto que sí, pero también debe permitir al profesional trabajar, así como debe confiar en las decisiones del profesional a la hora de crear/diseñar la mejor web para satisfacer las necesidades de su cliente.

¿Qué piensas tú? ¿Qué otros mitos existen en torno al diseño web?