Entradas

Diseño web adaptado a todos los dispositivos, una necesidad

Las webs y los blogs son una necesidad fundamental para todas las marcas que quieran tener una presencia online consistente, y, como ya hemos mencionado en posts anteriores, es necesario dedicarle a estas plataformas toda la atención que se merecen, puesto que, tanto unos como otros, son parte fundamental de nuestra estrategia de marketing, y, por supuesto, porque suponen la tarjeta de presentación de nuestro negocio para con los clientes.

Ya hemos hablado también de la necesidad de adaptar nuestra web o nuestro blog a las necesidades de los clientes, creando sites en los que la información no esté enterrada bajo toneladas de elementos que distraigan la atención del visitante y dotándolas de una más que aceptable usabilidad.

Pero las marcas necesitan tener en cuenta que cada vez más es el tráfico que se genera a través de los dispositivos móviles que permiten trabajar y consultar internet desde cualquier, tráfico que ha aumentado en los últimos años de forma considerable gracias a la enorme proliferación de smartphones y tablets, por lo que es imprescindible que adapten sus webs y blogs de modo que tengan una correcta visualización en ellos.

Es la responsive web, una web que se adapta a los distintos tamaños de pantalla de los diferentes dispositivos. Lenguajes de programación como HTML5 y CSS3 están especialmente diseñados para ello.

Uno de sus principales argumentos a favor es que los usuarios, como hemos dicho antes, cada vez usan más sus dispositivos móviles para navegar por internet, y si nuestra web no cumple este requisito, el ser adaptable, perderemos una gran cantidad de visitas, además que nos permite ser mucho más competitivos respecto a empresas que tienen más recursos y pueden permitirse crear una versión de la misma web para cada tipo de dispositivo.

El hecho de crear una web adaptable o una responsive web nos permite ahorrar costes, puesto que sólo necesitaremos crear una web que se adapta a todos los dispositivos, y no varias (un punto muy importante, sobre todo considerando en la situación económica en la que nos encontramos en la actualidad).

Por otro lado, otra ventaja es la familiaridad con el site, es decir, cuando creamos varias versiones de una misma web corremos el riesgo de que no sea la misma web, mientras que si lo que creamos es una responsive web el sitio será exactamente el mismo, sólo que adaptado a uno o a otro dispositivo.

Un contra, que no todo van a ser pros, es que la responsive web no tiene en cuenta otro aspecto sino la pantalla del dispositivo en el que vamos a visualizarla, por lo que la funcionalidad puede verse un poco mermada en pro de la correcta vista y es necesario tener un plan B si esto ocurre.

No obstante, adaptar la web o el blog a los dispositivos móviles es un imperativo para las marcas.

¿Tu sitio está adaptado?

Planea, diseña y optimiza tu página web

Como ya sabemos, una página web de calidad para nuestra marca o empresa garantiza que los usuarios y los potenciales clientes van a poder encontrarnos entre la gran cantidad de marcas presentes en la web, aunque eso depende de nosotros, de cómo planteemos la web de nuestra empresa, del escaparate que le proporcionemos al usuario.

Como cuando paseamos por una calle con muchas tiendas, si el escaparate está bien montado, de manera atractiva para nosotros, nos paramos a observarlos.

Lo mismo ocurre con la web, y para ello, vayan aquí unos consejillos.

1. Planea el diseño y estructura de la web:  es fundamental crear y desarrollar un diseño que atraiga la atención de los usuarios. Piensa que el valor de tu web no sólo viene determinado por la forma y el contenido, sino por la manera en la que tus usuarios interactúan con ella, y sin olvidar que su principal función es la de promocionar a nuestra marca.

2. Piensa en cómo quieres organizar la información: esto nos ayudará a plantear la estructura de la web y ver cuántas páginas dentro de ella necesitamos para cumplir nuestros objetivos.  Además debes tener en cuenta que a los internautas no les gustan las webs en las que hay que dar muchos rodeos para ver la información que están buscando, así pues, crea una forma de navegación que permita ver en todo momento dónde estamos, de una forma clara y sencilla. Además ten en cuenta el lenguaje de programación que vas a utilizar para mejorar la indexación y el posicionamiento de tus contenidos.

3. Elige un diseño que sea intuitivo y que permita una visión de la web y favorezca la usabilidad, teniendo en cuenta siempre que la consistencia de nuestra web hace mucho más fácil la navegación, además de primar el pragmatismo. Otro factor a tener en cuenta es la coherencia, que permite manejar la información y realizar las tareas de cada usuario.

Coloca la información en lugares estratégicos, fáciles de localizar y de compartir, utilizando fuentes que sean fáciles de leer y, si fuese necesario, de imprimir.

4. Usa una estrategia en tu web: ten siempre presente de una manera clara los objetivos de tu página Web, no introduzcamos elementos en la web a tontas y a locas, hagámoslo con un criterio determinado y obedeciendo al plan anteriormente realizado. Siempre podemos probar con nuevas características y funcionalidades y, de esta manera obtendremos una información muy interesante por parte de la comunidad en forma de feedback.

Es fundamental asegurarnos de que nuestra web es correctamente indexada por los distintos motores de búsqueda y de que está optimizada.

La web muchas veces es el punto de comienzo en la interacción con nuestros usuarios y potenciales clientes, dale la importancia que se merece.

 

Diseño web: la página perfecta

«Los problemas con el diseño visual pueden provocar que los usuarios abandonen la página muy rápido y que nunca descubran lo que puedes ofrecerles”, Jesse James Garrett.

Hoy en día no hay duda alguna de que todas las empresas y todas las marcas que pretendan obtener cierto éxito deben tener presencia online, y, la carta de presentación a los demás usuarios en internet es una página web bien hecha y optimizada.

Para ello, uno de los aspectos fundamentales a tener en cuenta es el del diseño de la misma. Debe ser atractiva y fácil de manejar. Además, a la hora de diseñar nuestra web, es necesario considerar el hecho de que los usuarios van a acceder a ella a través de los distintos navegadores, por lo que es algo imprescindible que nuestra web sea amigable e indexable para los distintos navegadores. No obstante, si nos encontramos con la imposibilidad de hacerla compatible para todos, al menos, compatibilizarla con los navegadores mayoritarios, que son Google Chrome, Mozilla Firefox e Internet Explorer, aunque este último cada vez está siendo menos usado en beneficio de los dos anteriores.

Igualmente, debemos tener en cuenta el tipo de pantalla en el que el usuario visualizará nuestra web, considerando que, en la actualidad, la mayoría de los ordenadores vienen equipados con pantallas de 24 o 32 bits que pueden mostrar más de 16.000 colores distintos, así como que los monitores más antiguos sólo poseen 16 bits, y la gama de colores es muchísimo más reducida.

Para diseñar y crear correctamente una web, es preciso saber qué tipo de lenguaje es el más popular y el que mejor funciona para los buscadores, siendo ahora mismo los más usados HTML5 y CSS. El uso de estos lenguajes favorecerá la indexación de nuestra web.

Aunque el diseño es importante, no podemos perder de vista que la web está enfocada a proporcionar información a nuestros visitantes, por lo que deben poder acceder a ella de forma sencilla y rápida. Nada de webs que esconden la información entre miles de elementos que, por otro lado, distraen la atención del cliente. Hagamos una web sencilla y clara.

Por otro lado, otro aspecto clave es la usabilidad. No olvidemos que una mala página web es como un vendedor gruñón, hace que te vayas rápido del local. Existen verdaderos atentados a la usabilidad que hace a los usuarios abandonar la web, como los pop ups emergentes, la lentitud de carga o que no exista un botón para cerrarla, aspectos a evitar en todos los supuestos.

Una web de calidad ofrecerá contenidos de calidad para que así aumente su relevancia, y por ende, su SEO, entre los usuarios, proporcionandolo en diferentes idiomas a ser posible, para que ese contenido sea accesible a un público más amplio, siendo el idioma mayoritario y el más recomendable, que no sea el nativo, el inglés.

Además, debe estar avalada por un trabajo SEO de calidad, optimizandola así para un mejor posicionamiento web de la misma.

Para una correcta y adecuada viralización de los contenidos que proporcionamos en nuestra web, ésta debe estar conectada a los perfiles de las redes sociales en las que nuestra marca tenga presencia, colocando los iconos sociales en un lugar fácil de ver y accesible para nuestra audiencia.

También es importante conocer cuántos usuarios llegan a nosotros e interactúan con nuestra página web, analizar estos datos podrá indicarnos si necesitamos hacer algún cambio en ella.

Y algo a tener en cuenta, sólo porque el footer esté al final de la página no significa que debamos descuidar su diseño. Es tan importante como cualquier otro elemento.

La importancia del diseño web para los negocios

Hoy en día muchísimas empresas han aumentado sus beneficios desde la aparición de internet.

Si una empresa no tiene una web corporativa las posibilidades de que triunfe son muchísimo más limitadas. Como consecuencia, los diseñadores web han cobrado una gran importancia, y cualquier empresa que se precie de querer ser competitiva tiene al menos uno en su plantilla.

Como decimos, toda empresa tiene su web, y consecuentemente, se ha convertido en la identidad corporativa. Ya que la identidad y la imagen de la empresa es en lo primero que se fijan los posibles clientes para formarse una opinión de la misma, de nuevo, podemos afirmar que la web es fundamental para que la empresa tenga éxito, además de que, al fundar la imagen de la empresa en ella, es un elemento clave para la reputación de nuestra organización. En un post anterior hacíamos hincapié en la importancia de una buena reputación para una empresa. Esto define el éxito o el fracaso. Incluso si desarrollamos un gran producto pero la web no nos acompaña, la oportunidad de triunfar será muy limitada.

Pero, ¿qué implica tener una buena web?

Una empresa puede tener una web atrayente y aún así, no tener éxito, lo que indica que no es tarea fácil. Una buena comunicación entre el CEO y el diseñador es fundamental. Debe representar la imagen, los valores, y ofrecer confianza. Cuando la comunicación no es fluída, estos aspectos pueden ser malinterpretados, haciendo que no se alcancen los objetivos marcados, convirtiendo una posible ventaja en una desventaja.

Es más, cuando estos aspectos se desarrollan correctamente en la web de la empresa, tampoco es suficiente en sí mismo, ya que son necesarios otras características como una navegación sencilla, que sea usable, correctamente optimizada para el posicionamiento en buscadores como Google y que ofrezca servicios de calidad para el cliente.

Es de vital importancia, por lo que necesitamos prestarle toda nuestra atención.

¿Qué piensas, puede una web definir el éxito o el fracaso de una empresa?[toggle title=»Traducido Por Inma Jiménez»]

The importance of web design for business

 

There are masses of online businesses nowadays since the use of internet increased loads.
If a company doesn’t have a website, chances of success are much less or not even any.
As a result, web designers became of main importance and currently almost every company hires a web designer or even take on one as fulltime employee in order to update and maintain the website.

As said before, every company has a website nowadays. Consequently, a business’ website has become the company’s identity. Since the identity and image of a company is the first aspect clients notice and form their opinion about the company, proves again how important a well designed webpage is for success. Another consequent is, since the identity of the company is formed nowadays more than ever by the webpage, the reputation of a business is also linked to the web design. In the blog before ‘Online activities, a benefit for business or enemy?’ was emphasized how important a positive reputation is for a company. Namely, this can build or break the business, thus success or a failure of the business. . Even if a company has a great developed and unique product and the web design is not attractive or well thought, the chance of success will be limited.

Then there is the matter, what includes well created web design? A company’s website can look very appealing but still not be successful. This indicates that web design is not a piece of cake. Good communication between the CEO and the web designer is essential. The web page has to represent the image, competence and reliability of the company. When the communication is not flowing smoothly, those aspects can be misinterpreted and the web page does not represent what it was intended to which is a huge disadvantage for the business. Furthermore, when the those aspects are well developed at a web page, this is also not directly enough for success. Other advantages are that the page is easy to navigate, online support and services and contain valuable information and content. Clearly, effective web design is of main importance for the success of a business where a lot of aspects have to be considered accurately.

What do you think? Does a web page make or breaks a company? [/toggle]

No seamos cool, seamos profesionales

Siguiendo con la serie de post que tienen como objetivo “Desmitifiquemos los Social Media» hoy os propongo unas breves reflexiones acerca del uso del lenguaje y términos impronunciables.

Dejémonos de rollos y hablemos alto y claro. Cada vez con más frecuencia observo como compañeros y expertos de la consultoría y los Social Media se esfuerzan por “inventar nuevos conceptos” y citar cada vez más anglicismos en sus ponencias y presentaciones, haciendo difícil de seguir el hilo discursivo de sus intervenciones y creando, a mi parecer, reticencias en empresarios y directivos que se acercan a sus charlas para tratar de enterarse sobre los cambios que están sucediendo en la manera que tenemos de comunicarnos y hacer negocios con nuestros clientes.

Lejos de parecer cool o más profesionales, creo que, como consultores y profesionales del medio, debemos hacer un esfuerzo por comunicarnos con ellos y por tanto, para que nos entiendan. Al fin y al cabo, ellos son nuestros potenciales clientes y debemos convencerlos con argumentos y razonamientos que les transmitan confianza y credibilidad hacia nosotros y nuestro trabajo.

Estoy seguro, y mi experiencia personal así me lo demuestra, que si les contamos de una manera llana y profesional que las empresas que están en los Medios Sociales fundamentalmente por los siguientes motivos,

– Ganar notoriedad y reputación de nuestra marca.

– Incrementar el número de contactos y poder comunicarnos con ello de forma directa y eficaz

Mejorar nuestras ventas y la prescripción de nuestros productos y servicios

ya tendremos argumentos suficientes y atractivos para que nos escuchen y despertar el interés por parte de los asistentes.

Además, si somos capaces de conectar con nuestra audiencia, les mostramos la forma de llevarlo a cabo, el esfuerzo que se precisa para elaborar un plan estratégico de marketing y comunicación, damos ejemplos del sector que muestren los beneficios y riesgos de aplicar bien o mal las acciones y el personal cualificado que se precisa para llevarlo a cabo con las máximas garantías posibles, nuestro trabajo y honorarios pueden estar más que justificados.

La última reflexión que quiero destacar es que, aunque es nuestra obligación como profesionales conocer las tendencias, ver cuáles son las mejores prácticas del sector, y estudiar cómo debemos aplicarlas para nuestros negocios o los de nuestros clientes, ello no significa que se lo tengamos que mostrar a nuestros clientes para impresionarlos de lo listos y preparados que estamos.

Un lenguaje directo, sincero y honesto sobre cómo podemos ayudarles a mejorar en sus negocios, nos puede posicionar como profesionales que sabemos que estamos hablando de negocios y de objetivos empresariales, y que conocemos las necesidades de nuestros clientes; pero claro, a más de uno le puede dar pavor no estar respaldado por palabras y términos raros y pomposos que sólo ellos parecen entender y que le dan “seguridad para vender la moto» a sus clientes.

 

Pixlr.com | Herramienta de edición de imágenes online

El equipo de Atodesk nos presentan Pixlr Editor. Una herramienta online de edición de imágenes tipo Photoshop, pero gratuita. Después de un amplio testeo parece mentira que se estén consiguiendo herramientas en la nube con tan buen nivel de rendimiento.

Desde el punto de vista de la usabilidad es una copia a Photoshop, misma barra de herramientas, iconos, funciones, atajos de teclado, etc. Sólo algunas funciones varían su ubicación en la barra superior.

Es una aplicación basada en Flash Player por lo que está limitado su uso (a priori) en dispositivos como el Ipad. Para netbook puede ser la opción más recomendada.

Sólo permite la edición de imágenes a 72 píxeles/pulgada, lo que es perfecto para diseñadores Web pero impide que sea una herramientas que puedan utilizar los diseñadores gráficos.

Los filtros son bastante pobres, pero vista su utilidad tampoco es algo que desmerezca a esta aplicación.

Pixlr.com | Herramienta de edición de imágenes online 1

Los formatos para guardar permitidos son:  JPEG, PNG (con transparencia),BMP,TIFF y específico del programa por capas. También te permite compartirlo en redes sociales o almacenar en la nube.

[box_download] No es photoshop, pero para un uso no profesional
puede ser una herramienta muy práctica. :) [/box_download]

[toggle title=»Más información»] Conoce Pixlr.com aquí. [/toggle]