Aumenta el tráfico con tu marca personal

Habrás notado que las telecomunicaciones y su desarrollo en las últimas décadas han marcado un giro en la historia de las marcas. El concepto de marca personal, o branding personal, ha ido evolucionando hasta convertirse en toda una disciplina por derecho propio.

Este nuevo concepto de marca, orientado hacia la persona en vez de hacia la compañía o el producto en sí, se ha mostrado como una herramienta eficaz para trasladar parte del valor de la persona a todo su entorno, incluyendo empresas y productos a los que, eventualmente, puede promocionar.

Es por eso que debes cuidar una buena gestión del personal branding. Representa un valor añadido hacia tus objetivos, como si fueras una marca. También sirve para promocionarte como profesional o especialista en tu campo. Veamos algunos de sus principales ingredientes.

Aumenta el tráfico con tu marca personal 1

Qué es -y qué no es- una marca

El significado de “personal” lo conocemos todos, pero, ¿qué es en realidad una marca? No es ni un logotipo ni un nombre comercial. Una marca es, a grandes rasgos, un ente abstracto que se relaciona con una identidad. Productos, servicios y cualquier producto que se pueda vincular con tal identidad dan fe de la marca. El logotipo, el nombre, o un individuo pueden relacionarse con la marca, pero no son la marca. Tanto es así que una falsificación es, precisamente, el uso ilegítimo de una imagen, logotipo o nombre para hacer creer que un producto pertenece a una marca cuando, en realidad, no es así.

¿Marca personal o personal branding?

La única diferencia que existe entre ambos términos es el idioma. Cuando oigas o leas cualquier cosa relacionada con la marca personal, te están hablando de personal branding y viceversa. Es la misma diferencia que existe entre shopping e ir de compras. Pero… ¿qué es, al fin y al cabo?

Repasemos las diferencias entre marca, branding, propuesta de valor y huella digital para entender mejor los detalles y, así, poder usarlos a nuestro favor.

Branding

El branding es el establecimiento de la marca. Todo el trabajo realizado detrás de una marca para introducirla en la mente de los consumidores, reales o potenciales, es branding. Es un proceso que se inicia con el análisis exhaustivo, tanto de la marca como de los consumidores, para poder establecer las mejores estrategias. El objetivo siempre es el mismo: que los clientes tengan en cuenta nuestra marca cuando van a realizar sus compras, consultas o necesitan de nuestros servicios.

Propuesta de valor

Se cita mucho aquello de: “Sé tú mismo”. No es la mejor manera de presentarse. Todos tenemos virtudes y defectos. Está claro que de los últimos no vamos a sacar nada bueno, por eso son defectos y no virtudes. Pero es necesario conocerlos para paliarlos o, en la medida de lo posible, no sacarlos a relucir.

Es más eficaz centrarse en conocerse a uno mismo que en el ser nosotros mismos. Al menos dentro del mundo de la estrategia, las ventas, la publicidad y el marketing. Si sabes cómo eres, podrás endulzar tus defectos e, incluso, sacar provecho de ellos.

Focaliza tu marca personal en lo que puedes ofrecer, en qué se puede sacar de ti y qué puedes aportar, que en cómo eres. Esto es lo que se conoce como propuesta de valor. Nadie va a fijar su atención en ti si no tienes nada que ofrecerle. En el contexto de la marca personal, tu propuesta de valor será mayor cuanto más puedas distinguirte. No basta con ser doctor, licenciado o contar con cuatro titulaciones oficiales; hay millones de personas con buena formación alrededor de todo el mundo. Lo que importa es que tu público obtenga de ti algo que busca.

Huella digital

La huella digital es el rastro que dejas a tu paso por las distintas redes sociales, webs, artículos, y toda forma pública de expresión en Internet. Esto incluye tus vídeos, publicaciones, e incluso comentarios a las publicaciones de otros.

Ahora que las telecomunicaciones y redes sociales han democratizado la proyección de las personas, estas pueden desarrollar su personal branding con menos barreras.

Pero hay que tener en cuenta los aspectos que te hemos comentado al principio. También conviene atender a las métricas que sirven para que la proyección sea la óptima.

Eso permite dejar una huella digital, como la huella en la arena. Pero en este caso va acumulando una imagen mental de tu persona, para distinguirte y acercarte a quienes puedan necesitar algo que tú les ofrezcas. Tu asesoramiento, tu trabajo, tus cursos y, en algunos casos, productos y herramientas que cubran aquello relacionado con tu persona y tus intereses (o los de tus seguidores).

Brevísimo repaso histórico

Dejando de lado las marcas naturales, su origen como herramienta para uso humano se remonta a cuando los ganaderos empezaron a marcar sus reses a fuego para distinguir a quién pertenecían.

Llegada la revolución industrial, las marcas se usaban para distinguir a fabricantes distintos de productos iguales o similares. Con el paso del tiempo, la relación entre la calidad y la marca surgió de manera orgánica. Unas marcas ofrecían productos similares, pero unas más acordes a los gustos de unos consumidores y otras más afines a otros, dando lugar a la competencia entre marcas. Un ejemplo paradigmático lo presenta la guerra protagonizada entre las bebidas de Coca-Cola y Pepsi, que sirven, además, como ejemplo de que la marca no es el logo.

En la actualidad, las marcas conforman una identidad por la que se puede tener una preferencia como conjunto.

La marca personal hoy en día

Aunque parezca un concepto actual y muy moderno, pues su aparición se remonta a 1997 de la mano de Tom Peters, la marca personal existe desde tiempos inmemoriales. No hay cristianismo sin Jesús; Michael Jackson revolucionó la industria del pop y del videoclip; y una película de Steven Spielberg lo es porque es de Steven Spielberg.

Al formalizarse el concepto, aparece una disciplina que agrupa una amplia colección de técnicas aplicadas a las redes sociales. Conociendo, analizando y aplicando todas ellas, podrás impulsar tu marca personal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *